Captura de pantalla 2020-07-13 a las 11.44.22Captura de pantalla 2020-07-13 a las 11.44.22Alineados con las indicaciones de la Asociación Española de Pediatría, los profesionales del servicio de Pediatría del Hospital Universitari Sagrat Cor recuerdan la importancia de cumplir el calendario de vacunaciones y matizan que una mayor probabilidad de aparición de casos y brotes de enfermedades inmunoprevenibles.

La AEP ha informado que, según diversas fuentes, en los meses de marzo y abril han dejado de administrarse vacunas a un gran número de niños, incluso las consideradas como prioritarias y en una nota, consensuada con diversas sociedades científicas (SEI y SEIP), señalaba la necesidad de reestablecer las actividades de vacunación, recuperar las vacunas demoradas, evitando la pérdida de oportunidades de vacunación.

La AEP también llamó a adaptar los programas de vacunación a las condiciones epidemiológicos de cada localidad o centro de salud, observar las medidas de protección frente a la COVID-19, y garantizar, al menos, las vacunaciones de los lactantes más pequeños menores de 15 meses, sobre todo los de 2 y 4 meses de edad, así como la de los niños con enfermedades crónicas o inmunodepresión y sus convivientes, las de las embarazadas, y las de profilaxis posexposición, ampliando la recomendación sobre vacunaciones prioritarias a todas las de los menores de 15 meses, y en especial las de los 2 y 4 meses y la triple vírica (TV) de los 12 meses de edad.

El caso es que se han perdido numerosas vacunaciones. Esta situación, que ha persistido durante estos meses, aunque con distinta intensidad entre localidades y comunidades autónomas, ha ocasionado una acumulación de personas susceptibles, y por ello, una mayor probabilidad de aparición de casos y brotes de enfermedades inmunoprevenibles.