Hospital de Día de Salud Mental: un entorno de acompañamiento en las diversas facetas personales

Está funcionando a pleno rendimiento el Hospital de Día de Salud Mental del Hospital Universitari Sagrat Cor, adscrito al servicio de Psiquiatría y Psicología del HUSC. Abarca diferentes áreas como Trastornos de Conducta Alimentaria y Obesidad, el Neurodesarrollo (TDAH, TEA y Trastornos de Aprendizaje), el Comportamiento Disruptivo, las adicciones a las nuevas tecnologías y abusos de sustancias o el Trastorno de Ansiedad y del Estado de Ánimo, entre otras.

En el Hospital de día se trabaja el momento vital del paciente de forma multidimensional ya que son muchos los factores que contribuyen en la aparición del trastorno, se trata de forma holística, entendiendo el problema más allá del diagnóstico y centrado en la persona. Uno de los objetivos del equipo es incidir en la prevención de problemas de salud mental y contribuir a romper el estigma de los trastornos mentales. Cada día, nos interesamos más en la salud mental ya que es imprescindible para que podamos tener un equilibrio en el resto de facetas personales.

En el Sagrat Cor se atiende a pacientes de todas las edades en consultas externas. A adolescentes y jóvenes se les acompaña en su vida escolar, para que alcancen sus metas y objetivos. Por ello, es fundamental detectar cualquier dificultad prematura para trabajarla y mejorarla. De igual modo, con los adultos se trabaja para mejorar la gestión en los ámbitos familiar, laboral y personal. Además, también se interviene en: tratamiento psicológico en ingresos pediátricos, atención psicológica en cirugía bariátrica y apoyo psicológico a padres durante la crianza.

El equipo del Hospital de Día está integrado por profesionales sanitarios comprometidos con la salud integral de las personas, desde los primeros días de vida hasta la edad adulta, durante todas las etapas de crecimiento. Rocío Rosés, psicóloga responsable del Hospital de Día, explica que "se trata de contribuir al desarrollo académico, social, emocional y físico de los pacientes".

Rosés matiza que "los pacientes del Hospital de Día se sienten como en casa, se traen ropa cómoda y zapatillas de estar por casa, se personalizan su taquilla o regalan material u objetos para que estén al servicio del resto del pacientes como es en caso de una paciente que regaló un teclado al hospital para que sus compañeros pudieran tocarlo".

En el Hospital de Día de Salud Mental del Sagrat Cor, para la realización de un diagnóstico exhaustivo, e intervención planificada y estructurada con el máximo rigor científico, se realiza una evaluación en la que se analizan las áreas académicas, sociales, emocionales y el comportamiento, y se diseña un plan personalizado para el tratamiento del paciente, se actúa en coordinación con las escuelas y se asesora sobre cómo intervenir en el aula, además de realizar un trabajo terapéutico con la familia y el entorno, entendiéndolos como agentes de cambio y brindando habilidades para gestionar la situación.