Se atienden a los pacientes que presenten problemas psicológicos o psiquiátricos en la infancia o adolescencia, que sean remitidos desde otros Servicios del Hospital, mayoritariamente Pediatría o por propia voluntad de los padres necesitados de ayuda en esta área específica.