El polvo doméstico es una de las principales causas de problemas alérgicos nasales, bronquiales y conjuntivales.

¿Qué es el polvo doméstico?

Está formado por restos de piel, pelo, fibras textiles, restos de insectos y alimentos, mohos, ácaros microscópicos, etc. Se puede ser alérgico a muchos de estos componentes, pero de todos ellos, los quecausan más problemas son los ácaros.

¿Qué son los ácaros?

Son unos organismos microscópicos que se alimentan de restos de piel humana y que sólo se encuentran en el interior de las casas. No pican ni transmiten enfermedades y únicamente son peligrosos para aquellas personas que son alérgicas a ellos.

Los ácaros sobreviven sobretodo en colchones, mantas, alfombras, tapicerías de muebles o coches, ropa… y proliferan cuando la humedad ambiental es elevada y la temperatura se mantiene alrededor de 25ºC. Prácticamente no sobreviven en ambientes secos ni a más de 800 metros de de altitud, así como tampoco en lugares con exposición directa al sol. Las épocas en que predominan son pues la primavera y especialmente otoño, aunque puede dar problemas el resto del año.

Tener alergia a los ácaros del polvo no significa "tener la casa sucia". Evidentemente una casa sucia empeora el problema, y aunque eliminar los ácaros es difícil o casi imposible, es cierto que un "programa anti-polvo" puede disminuir su número.

¿Qué podemos hacer para mejorar los síntomas de la alergia a los ácaros?

Antes de empezar cualquier tratamiento antialérgico debemos adoptar ciertas MEDIDAS AMBIENTALES:

1. EN EL DOMICILIO

  • Debe limpiarse regularmente con una aspiradora, sin barrer, quitando el polvo con un trapo húmedo. Es importante que la aspiradora tenga un filtro adecuado, preferiblemente de tipo HEPA, para asegurarse de que los ácaros y especialmente sus heces quedan retenidos.
  • Tener una especial atención en la limpieza de los sofás y butacas, deben aspirarse cada 2 ó 3 días.
  • Si se dispone de aire acondicionado, debe mantenerse la humedad ambiental por debajo del 70.
  • Deben limpiarse las alfombras y moquetas: si no es posible, son preferibles las de pelo corto siempre y cuando se aspiren a menudo.
  • Es preferible que la persona alérgica no esté presente al hacer la limpieza. No obstante, si es ella quien debe hacerla, puede utilizar una sencilla mascarilla.

2. EN EL DORMITORIO

  • Use un colchón de goma espuma o de muelles. El látex puede ser una alternativa siempre que no sea alérgico a él. Existen fundas especiales para cubrir los colchones que permiten el paso de vapor de agua pero no el de los ácaros y sus heces.
  • Los cojines, mantas, fundas nórdicas, edredones y cortinas deben de ser de fibra sintética y lavarse a menudo, sobretodo en otoño y primavera. Deben evitarse la lana y las plumas.
  • Lave las sábanas y pijamas cada 3-4 días. Es preferible que pasen directamente del tendedero a la cama, sin guardarlos en el armario.
  • Las paredes de las habitaciones deben de estar pintadas o empapeladas, pero que sean fácilmente lavables. Elimine pósteres y cuadros.
  • Cuanto menos muebles en la habitación tanto mejor, y sin tapicerías. Deben de poder retirarse para limpiar por detrás.
  • Es importante evitar alfombras, moquetas, muñecos, peluches, etc. Guardar los libros en estantes abiertos.
  • Debe ventilarse la habitación una vez al día. Debería de utilizarse sólo para dormir. Hay que evitar la presencia de animales domésticos en la habitación, ya que pueden acumular ácaros.
  • Las medidas de limpieza son las mismas que en el resto del domicilio
  • Evitar utilizar insecticidas y ambientadores.

3. LA ROPA

  • Al hacer el cambio de ropa de temporada, debe airearse o incluso lavarse antes de usarla: los ácaros se acumulan al estar guardada tanto tiempo en el armario.

4. LA SEGUNDA VIVIENDA

  • Es una causa frecuente de crisis alérgicas. Es preferible llegar durante el día, no de noche, para poder limpiar y ventilar la habitación antes de que entre la persona alérgica.
  • También dejar la cama sin hacer y prepararla al llegar, con sábanas que habremos traído de casa, y si es posible, colocar una funda anti-ácaros especial.

5. EL AUTOMÓVIL

Se aconseja aspirarlo con frecuencia, especialmente en viajes largos.


SI ALGUNA DE LAS NORMAS ANTERIORES ES IMPRACTICABLE O RESULTA INCONVENIENTE, PROCURECONCENTRARSE EN EL DORMITORIO. ES LA HABITACIÓN DE LA CASA DONDE MÁS TIEMPO SE ESTÁ.

Más información: www.scaic.cat